domingo, 18 de julio de 2021

Recetas inmorales 2

 

Verán, estoy reorganizando mis estanterías. Al menos trasladando libros de un lugar a otro, la organización queda pendiente por ahora ...y claro, eso me lleva a reencontrarme con algunos que casi había olvidado ...

Y no hablo de los más antiguos comprados por mí, de los que sólo conservo los que me llevé conmigo al independizarme, pero no los que dejé en préstamo a quien ocupó mi habitación; ni a mis primeros libros, los que me compraba mi padre de pequeña, de los que mi madre se fue deshaciendo - como del resto de mis cosas personales - en los sucesivos traslados mientras yo estaba interna; ni siquiera hablo de los que dejé atrás en mi último traslado, en particular el diccionario rojo de mi padre, que por supuesto no he recuperado, hay gente que practica la maldad por deporte...


Me refiero a esas joyitas o curiosidades que se me daba por comprar cuando las librerías eran mi kit-kat, en particular una de varios pisos y muy bien clasificada en secciones donde además los empleados no daban la vara y uno podía pasarse horas rebuscando y hojeando...de estas tontunas ya he compartido con ustedes en  http://pekevasion.blogspot.com/2016/05/divertimentos.html y en  http://pekevasion.blogspot.com/2017/11/recetas-inmorales.html

Y, a las Recetas Inmorales de Manuel Vázquez Montalbán vuelvo, porque hace unas semanas me encontré con estas otras Recetas Inmorales que traigo hoy. En realidad, con las primeras Recetas Inmorales, ya que las que compartí en su día tienen copyrigth de 1996 y son en realidad una edición ampliada - el doble de recetas en realidad- de las que hoy traigo, de 1981, sin sponsor esta vez y con textos de Jordi París.

Pero lo dicho entonces vuelve a ser válido, aunque el orden de factores se hayan invertido - que le voy a hacer, las cosas van sucediéndose a su aire - y por tanto, me limito a reproducir lo ya dicho : 

El caso es que el título parte de una cita de Tomás Kempis en su Imitación de Cristo : "todo placer es inmoral, porque sólo el sufrimiento es moral ", cuestión que ya en si misma tiene guasa ...he de plantearme leer la Imitación de Cristo, con lo que a mi me cuesta titular ...

La cosa es que el autor reflexiona en la introducción que comer bien y beber mejor afloja los esfínteres del alma, desorienta los puntos cardinales de la cultura represiva y condiciona la aparición de una comunicación que no debe desperdiciarse, y aunque  cada receta proviene de un inmoral diferente ( todas elegidas desde la arbietrariedad del autor), todas pueden adaptarse al número de dos, ya sea chica-chico, chica-chica, chico-chico o chico-chica, eso sí, dos comensales, tres como máximo, ese es el número a partir del cual lo inmoral puede convertirse en una excursión en autocar...

Por supuesto he recogido sólo algunas recetas, so pena de armar un ladrillo, elegidas también desde mi propia arbitrariedad, lo cual me obliga a reeditar, así que si alguna receta se les cambia de página, ya saben a que se debe:

y con estas consideraciones previas, de una parte he reeditado la primera versión, añadiendo algunas páginas y reduciendo un poco el formato, que ya he concluido tiempo ha que mis personajes no precisan poder leer o que - dicho de otra manera - sus ojos y mis ojos están graduados de diferente manera de modo que no percibimos la misma realidad ...





y me he dedicado a la nueva edición, no sin antes resaltarles lo peculiar del formato en ambos casos ...que creo que fue lo que propició que no estuvieran ambos ejemplares juntos, ni siquiera próximos ...










Y el rebumbio...






domingo, 11 de julio de 2021

Carolina

 

Carolina es una bebita nacida hace unas semanas, cuya mamá - amiga de mi hija mayor - es amante de las minis para la que hace unos años preparé una escenita :  http://pekevasion.blogspot.com/2013/07/fiebre-del-sabado-tarde.html    y también otra para su boda : http://pekevasion.blogspot.com/2015/06/de-corazones.html

La cuestión es que me avisó mi hija ya nacida la nena y a toda prisa armé una cajita, sin darme cuenta de los tiempos que vivimos, de modo que las visitas a los bebés no pueden ser como eran y a la postre la escenita aún sigue conmigo...

Y pensé no publicarla hasta que estuviera en manos de la mamá, pero a fin de cuentas si llega a verla sabrá que está aquí..sólo eso ...

Como es natural, recurrí a mis cajones, máxime con la celeridad que me impuse a mi misma...y opté por utilizar una cajita-libro de 14 x 20 x 6 cm cuya decoración exterior mantuve y determinó el colorido de toda la escena



y en el interior forré y pinté, puse suelo y una balda para almacenamiento 


en la tapa coloqué la foto de Carolina recién nacida ( marco de Viti) y enredé además un poco ...

la ovejita, las florecillas y mariposas de ganchillo son de Alexandram, pero no puedo recordar de quien son las mariposas...( me pasa con los charmes y con la pastelería, no puedo recordar de donde me llegan...) 

El siguiente paso fué seleccionar en mis cajones ...


el elefantito me lo trajo un día Martín, el osito de punto de cruz es de Siberia, la muñequilla de Ciria, la mudita de perlé de Analabea, la cestilla de Esther, la mantita de Fina y el cochecito, uno de mis tutos a un calendario de adviento : http://pekevasion.blogspot.com/2016/12/juguettis-1.html

y además armar una serie de cosas que entendí precisaba, en primer lugar tunear una sillita infantil, que sólo las tengo en azul y no me venía bien : 


y otra serie de minucias que consideré imprescindibles, entre las que se cuentan el Elfi de Martín del calendario de adviento de este año, http://pekevasion.blogspot.com/2020/12/dia-20-mi-turno-elf-on-shelf.html, que a buen seguro estará en casa de Carolina más pronto que tarde ...y por supuesto una casita, la primera papilla de Martín http://pekevasion.blogspot.com/2013/08/seis-meses.html y algún libro ...


y todo junto : 

con una salvedad : una vez mi hija ( a quien no le gustan las minis según dice) vió la escena montada ( por washap) me dijo : esa mantita es de Martín, es igual a la que Amelia le regaló a Martín al nacer, es suya ...así, aunque conservo alguna foto:
 


tuve que reservarla para llevar a la habitación de Martín  http://pekevasion.blogspot.com/2013/04/60-dias.html y colocar en su lugar otra que tenía también en azul de Santiaga, ya había decidido yo un toque de azul en ese punto ...


y ya, sólo colocar ...






domingo, 4 de julio de 2021

El final


 Este es el final, de momento, de la Casa de Vicente ...un viaje de algo más de un año desde que llegó a mi desarmada e incompleta, lo que me llevó a tenerla aparcada durante meses, hasta que decidí afrontar el reto y asumir que tenía que meterme con ello, como anuncié en agosto pasado : http://pekevasion.blogspot.com/2020/08/la-que-
nunca-sera.html y aún después tardé meses en ponerme en marcha mi pequeña evasión: En marcha... (pekevasion.blogspot.com)


El final ha sido colocar en su lugar las plantas que preparé para ello, que ustedes vieron en mi pequeña evasión: Verano...! (pekevasion.blogspot.com)... las hortensias en el pesebre que añadí al lateral del anexo


y el resto en el balcón, que - he de decir - no admite mucha planta porque sus puertas abren hacia afuera y se comen todo el espacio frontal 


y a Vicente le gusta asomarse por las mañanas para comprobar o adivinar que tiempo hará a lo largo del día...


... de tal manera que sólo pude colocar plantas en los laterales ( algo tiene que ver además el carácter volante de esta fachada, de quita y pon...) : 




y, con tan escuetos "ajardinamientos" doy por finalizada la Casa de Vicente ...sin perjuicio de intervenciones posteriores, claro está, ustedes saben de que hablo...




y a modo de resumen, para quien no haya seguido el proceso, fuí compartiéndolo en varias entradas : 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...